Las Fragas, un año después del gran incendio

Estos días, y para mi enorme cabreo, los medios de comunicación y las instituciones públicas están diciendo que mis maravillosas Fragas del Eume están totalmente recuperadas del incendio que las asoló. Interpreto que los medios por pura ignorancia, y las instituciones por sacarse el muerto de encima.

Mi realidad, la que veo, es que eso es absolutamente falso. Las Fragas del Eume resultaron profundamente dañadas en su mismo corazón, y el daño ha sido tan profundo que veremos si alguna vez recuperan su antiguo esplendor.

Para irnos situando, este es el mapa oficial de las Fragas del Eume:

fragas_eume

Es una extensión enorme. Ahora bien, es un mapa un tanto tramposo porque la zona realmente mágica, la que da a las fragas su carácter único, es la zona que está entre el embalse y el monasterio de Caaveiro. Toda la zona del embalse, que por extensión es la mayor parte del Parque, es muy tramposa. Al norte del embalse no hay prácticamente un solo bosque de valor ecológico, todo son eucaliptales y pinares. En mis recorridos por allí la decepción fue enorme. El en lado sur hay algunas fragas aisladas  al borde mismo del embalse, pero pocas y aisladas, y representan una mínima parte de toda esa superficie que se aprecia, el resto son tierras de labranza y los eternos pinares y eucaliptales.

El corazón de las fragas empieza prácticamente donde está la presa al final del embalase y comienza con su gran Cañón y llega hasta una central hidroeléctrica bastante más abajo. Desde allí y hasta un poco después del monasterio de Caaveiro es donde se extiende lo mejor de las Fragas, con unas laderas sumamente empinadas y con caducifolias (roble, castaño…) y un bosque bajo enormemente rico y vistoso (helechos, musgo) que tiene especies vegetales y animales únicas, y que tiene ese aspecto de selva tropical que mantiene durante casi todo el año.

Un poco después de Caaveiro, ya tan solo queda una mínima franja de fraga a lo largo del río, quedando ya las laderas ocupadas de nuevo por grandes eucaliptales. Todo sigue siendo Parque natural, pero solo esa parte, entre la presa y un poco más allá del monasterio, es lo que da realmente sentido a las Fragas.

Pues bien, en la ladera norte de la presa se encuentra el alto de Fontardión y allí se originó el fuego. Debido a que el viento ese día era nordeste y bastante fuerte, el fuego se propagó en dirección suroeste. Y el resultado fue algo parecido a esto:

fragas_eume_quemadas

Sí, como las autoridades dicen, solo afectó a una pequeña parte del Parque Natural, ahora bien, si os fijáis, afectó a lo que acabo de definir como el verdadero corazón del parque, precisamente esa zona entre la presa y el Monasterio de Caaveiro. En la ladera norte el fuego terminó en Caaveiro, apenas a unas decenas de metros del monasterio, en la ladera sur fue un poco más allá. El corazón mismo del parque fue atacado, lo más sagrado, el lugar de la vegetación selvática y las especies endémicas. Donde había cuñas de eucaliptos introduciéndose en la fraga el fuego fue alto y fuerte; y esas cuñas hicieron de saetas de fuego para llegar al centro mismo del bosque húmedo. Desde allí y debido a que la fraga es muchísimo más resistente al fuego, éste se extendió como un fuego rápido y bajo, que se contentó con arrasar la vegetación de suelo y quemar algunos árboles aislados. Desde el aire, o desde la distancia, no se aprecia el daño porque los árboles aguantaron y su cubierta verde sigue ocupando la vista, pero cuando uno se acerca ve el verdadero daño causado.

Y lo muestro con dos ejemplos. Esta es una foto de la ladera sur en una zona en la que no llegó el fuego:

Esto son las fragas en Abril, las reales: los helechos, los musgos y otras plantas ocupan prácticamente cada centímetro cuadrado de superficie disponible. El verde es intenso, y omnipresente.

Es una ladera muy empinada. La tierra fértil, con todo el humus, necesita de esa cubierta vegetal para no ser erosionada. Donde llegó el fuego toda esa cubierta verde fue arrasada, la tierra quedó cubierta de ceniza y a merced de los elementos, el agua y el viento arrastraron esa tierra y dejaron la tierra más pobre que hay debajo, sin el precioso humus.

El resultado se puede ver en esta otra foto, hecha apenas a unos 500 metros de la anterior y en la misma ladera:

En el suelo se ven algunas plantas que han conseguido salir, pero no se ven ni helechos ni musgo, en el corte que nos proporciona la imagen se ve que apenas hay cambio de color entre las capas más bajas de la tierra y la capa superficial (normalmente esa capa es mucho más negra, por el humus), el suelo no tiene cubierta, solo hojas secas que permanecen ahí desde el otoño. Las piedras han salido a la luz al haber desaparecido la tierra que las cubría. Los árboles han aguantado y desde lejos sus hojas se aprecian verdes, pero a ras de suelo como podemos ver la cosa es muy diferente. Ni se ha recuperado ni sé si alguna vez se recuperará. Las especies endémicas surgirán o no, no lo sé, pero por ahora no lo han hecho. El musgo, al que le lleva muchos años crecer y que es clave en el ecosistema por mantener la humedad del microclima ha sido quemado.

¿Eso es la recuperación casi total de los daños del parque? Al menos desde mi punto de vista de amante de las Fragas, no, ni de puñetera coña. Quien diga que se ha recuperado es que no conocía el corazón de las fragas porque bajo ningún concepto están recuperadas. Y, como digo, no tengo claro que puedan recuperarse. Volverá a haber verde,  pero dudo mucho que vuelva a ser lo que fue.

Espero que el lugar más mágico que he conocido en mi vida no perviva solo como un lejano recuerdo de lo que fue. Espero que los hados me concedan ese sueño.

Anuncios

4 pensamientos en “Las Fragas, un año después del gran incendio

  1. En un año no puedes pretender que todo vuelva a ser bonito y reluciente… Las cosas llevan tiempo

  2. A ver, que no estan tan mal, para haber habido el incendio que hubo estan relativamente bien, y no se corresponde el gráfico con la zona realmente afectada, fué menor , gracias a Dios, o a quien sea para los ateos, las cosas necesitan tiempo para recuperarse, lo unico que nos queda ahora ews evitar que vuelva a suceder.

  3. Rubén, muestro lo que hay, y es un mensaje muy diferente al que han dado las autoridades y algunos medios de comunicación que, o estaban en los mundos de Yupi o no fuero allí. Su mensaje era básicamente que como si no hubiese ardido, que todo recuperado y no es así. En gran parte de la zona quemada lo que está renaciendo es eucalipto, y falta toda la vegetación de suelo. Si se recupera o no está por ver.

    Juan, el fuego se inició en los altos del Fontardión, si vas por el camino de esa ruta es fácil ver donde empezó porque te encuentras de golpe con un enorme páramo con hierba verde en el suelo pero por encima de ella una enorme extensión de palos de tojo quemados que continúa por toda la vertiente norte del cañón. Por esa ladera del río el fuego llegó prácticamente a Caaveiro, hasta unos 100 metros más o menos (aunque por suerte creo que se salva todo el cauce del Sesín, desde la zona de los molinos hasta su desembocadura en el Eume). Aquí y allá hay algún sitio no afectado, donde la fraga era más densa o algún arroyo hizo de cortafuegos, pero básicamente quemó casi todo, al menos en superficie. Si vas a la antigua central eléctrica por ejemplo, esa zona parece no quemada, pero caminas por la senda unos cientos de metros monte arriba y ya te encuentras la zona quemada. Por el otro lado del río la cosa empezó un poco más abajo y por suerte se salvó la zona del zigzag (la carretera que baja a la central) que es otra zona cojonuda y toda la fraga de la zona sur del Embalse, y encuentras quemado desde un poco después de la minicentral del Parrote, y básicamente continúa quemado hasta casi la carretera que sube hasta Taboada (ya acercándose al centro de interpretación). También con sus zonas que se salvaron, pero zonas pequeñas.

    No he comprobado cada kilómetro de lo descrito, pero sí he estado en todos los sitios que menciono y nada me hace pensar que haya grandes espacios entre esos puntos que se hayan salvado. Y eso es básicamente lo que he plasmado en el mapa, naturalmente no de forma detallada porque no era esa la intención del mapa, sino mostrar qué zona se había quemado que es, en mi opinión, una de las de mayor valor ecológico. El corazón de la Fraga.

    Como digo, no hablo de oídas, he estado en todos esos lugares, de hecho he estado antes y después del incendio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: